Thursday, March 11, 2010

COMPRENDAN


No puedo, ni estar con Guillermo Fariñas apoyándolo desde la distancia en su determinación de morir en su huelga de hambre o en desfavor, porque sería ir en contra de sus deseos que son intrínsicos a su potestad de escogencia como ser humano.
Hay una libertad innegable en el Hombre, que es su libertad personal y yo como una Rebelde la comprendo, porque siempre he estado contras las ataduras y reglas que abruman al individuo. He estado siempre apoyando la esencia del Yo personal, que es con lo único que llegamos al nacer y lo poseemos hasta la tumba.

Por eso entiendo perfectamente el motivo que provoca esta rebeldía. Si yo estuviera en Cuba estaría en una celda desde hace bastante tiempo.
Comprendo la terrible situación de estar acorralado y no tener nada más que esta libertad, de si mismo frente a la tiranía implacable que lo ha quitado todo.

Comprendo también, que las huelgas de hambre en Cuba son una sublime locura, donde lo único que se puede ganar es la muerte.
Es una lucha de voluntades donde los Déspotas están desde hace décadas férreamente arrellanados en sus sillones, viendo y provocando el sufrimiento del pueblo.

El Mundo Libre, que contempla este desquicio, debe entender que las huelgas de hambre -que tanto critican- son el único acto de rebeldía auténtico y sin límites en una batalla de voluntades frente al Goliat de manos sangrientas.
Es pregonar: sí, tu dominas Cuba, pero no eres el dueño de mí, de mi yo auténtico. El dueño soy yo.

Y en la piedra del sacrificio se mantiene hoy Guillermo Fariñas dispuesto a morir como ejemplo frente a un régimen caracterizado por ser la Muerte... con la amenaza de otros que juran seguir inmolándose.
¿Qué se pide?, ¿Qué pedía el Mártir Orlando Zapata y hoy Guillermo Fariñas?.
La libertad de los presos politicos injustamente encarcelados.
¿Hay algo más sublime?

Sin embargo, no son los cubanos los que deben llegar a este extremo para pedir la libertad de los reos de conciencia de Cuba.
Es el Mundo, integrado por indiferentes que sólo dice "es una lástima, lo lamento" cuando un Mártir se inmola, sacrificando su vida en la lucha por excarcelar a sus hermanos, los que tienen que actuar ya.

Si el Mundo no quiere más víctimas como Zapata y ahora Fariñas, sus gobernantes deben actuar con su poder de influencia para disuadir al macrabro régimen de La Habana... que por propia voluntad no va a cambiar nada, pero si pueden "motivarlo" las presiones fuertes.

Durante 51 años, a los integrantes de ese gobierno les ha sido indiferente el dolor de su pueblo, porque sencillamente ellos son los que lo provocan.
El régimen de La Habana se cree fuerte, al no ceder frente al clamor de los huelguistas y mantener a los activistas presos, luego de haberles robado sus derechos a expresarse libremente.

Los mismos que vociferan en sus podios los principios de la Declaración de los Derechos del Hombre cada 10 de diciembre, miran hoy con recelo la actitud de suicidio de los cubanos que han perdido esos derechos desde hace mas de medio siglo y sólo les queda un poco de vida como algo propio.

No se lamente el Mundo cuando sea demasiado tarde. La santa locura de los que nada tienen en Cuba seguirá, a menos que desde afuera alguien actue por ellos.
Comprendan a que se debe la actitud.
Háganlo, antes de que de nuevo sea demasiado tarde.

5 comments:

  1. Los gobernantes son unos hipócratas.

    ReplyDelete
  2. En Cuba no hay opciones. O eres esclavo o te liberas.
    Esta inmolación de Orlando Zapata y de otros que han dejado sus vidas casi en el anonimato pero que hoy toma vigencia internacional; es la única vía que le quedan a estos bravos hombres que prefieren dar su vida por el único derecho que tienen -como dice Angélica- a ser libres y es ofrendando la suya.

    Si el mundo ha sido indolente durante tantos años, si los cubanos hemos sido abandonados por los gobiernos internacionales ; Ya llego la hora de ganar la guerra y es dando como sacrificio la propia vida.

    La hipocresía mundial debe terminar y debe actuar.........
    Si hoy vemos a hombres negros -los mas marginados- ofrendar su vida por la causa de la libertad, que se preparen los pueblos a sufrir la esclavitud que han sufrido estos hombres.

    Y, los que hoy no entienden esta inmolación, tal vez la tengan que vivir cuando a sus pueblos no le queden otra opción y tengan que pagar su cuota de sangre como la de Zapata, Fariñas y otros.

    Esta es una guerra......no es una película , no es Récord Guinnes a ver quien resiste mas......

    Estamos en guerra y ellos han decidido que Morir por la Patria..es Vivir.

    ReplyDelete
  3. Amiga 100 % de acuerdo.
    Un abrazo
    http://ladagoval.blogspot.com/2010/03/padre-nuestro-lo-cubano.html#comments

    ReplyDelete
  4. Gracias a todos...
    tenemos que luchar duro para dar a conocer esta accion de Fariñas y anteriormente de Zapata, el mundo tiene que conocer que los cubanos quieren ser libres, como el resto de los pueblos.
    Es una lucha a muerte

    ReplyDelete